Hanshi dice – Iizuka Saiji

Traducción por Juandiego Fonseca

Una serie en la cual algunos de los mejores instructores Hanshi nos dan indicaciones sobre lo que están buscando en examinaciones basados en su sabiduría adquirida por medio de décadas de entrenamiento.

Iizuka Saiji nació en 1941 en la Prefectura de Kanagawa. Empezó a practicar el uso de la espada al ingresar a la escuela secundaria. Después de graduarse de la Escuela Industrial de Shizuoka prosiguió a trabajar en el sector privado. Ha representado a Shizuoka en numerosos torneos, incluyendo el Tōzai Taikō (Torneo del Este versus Oeste), Kokutai (Reunión Atlética Nacional), y el Torneo Invitacional de Octavos Dan. Aprobó el examen de 8vo dan en 1990, y fue otorgado el título de Hanshi en 1999.

Mi profesor, Ishigaki Yoshinosuke

Empecé a practicar shinai-kyōgi en la escuela secundaria, pero me cambié a kendo en el colegio. Ingresé a una compañía llamada Toray Mishima después de graduarme del colegio, y serví como capitán del club de kendo de la compañía durante quince años con la meta de ganar el Torneo Nacional de Compañías (Jitsugyōdan). En ese entonces, Toray Mishima reclutaba a graduados del colegio de todo el país quienes fuesen fuertes en kendo para que formen parte de su equipo. Entrenábamos muy duro para igualar la habilidad de los practicantes de las otras tres ramas de fábricas de Toray ubicadas en Nagoya, Aichi, y Shiga, quienes ya tenían acumulados diez títulos nacionales.

Nuestro entrenamiento estaba dirigido a ganar en shiai, y a todos se nos fomentaba el desarrollar nuestro propio estilo idiosincrático de kendo. Sin embargo, nuestro Shihan, Ishigaki Yoshinosuke, estaba completamente libre de las influencias de las competencias, y constantemente enfatizaba sobre la importancia de la calidad y del comportamiento correcto en el kendo. Sensei Ishigaki me animó a que, como capitán del equipo, compitiera de la manera que le corresponde a un Taishō1. Como el rostro representativo del equipo, fui instruido a combatir fuertemente, siempre recto, y con una resolución absoluta en lugar de recurrir a técnicas engañosas. Me enseñó a luchar desde el hara2 y con una mente honesta. Cada vez que perdía, él me sonreía y decía “Tu hara aún no es lo suficientemente fuerte. Tienes mucha habilidad, pero te falta desarrollar la barriga…” Me dijo que debo tener confianza en mí mismo y que debo estar listo para enfrentarme contra quien sea.

Fui bendecido con un buen físico, y desde el exterior se me veía muy apto para ejercer mi posición de capitán del equipo. Pero era débil en el interior, y con frecuencia perdía en los combates más críticos, fallándoles a mis compañeros del equipo. Sensei Ishigaki nos decía que nos abstengamos de hacer ataques superfluos o al azar, y su estilo de kendo era increíblemente hermoso. Para nosotros era un modelo de kendo de calidad. Su suriage-waza3 y kaeshi-waza4 demostraban a la perfección la combinación de ataque y defensa. La belleza y nitidez de su técnica era inigualable.

Pasé muchos años estudiando en este entorno por medio de mitori-geiko5, es decir, observando y aprendiendo de un verdadero maestro, mientras que al mismo tiempo entrenaba duro para poder ganar en las competencias. Esto no se opone a la verdadera vía del kendo, y le estoy por siempre agradecido a Sensei Ishigaki por procurarnos ese espacio donde pudimos mejorar nuestras habilidades y profundizar nuestra comprensión del kendo. Aspiro a acercarme a su nivel de kendo emulando su estilo. Vivo bajo el lema de las “tres enseñanzas”, investigación, reflexión, y esfuerzo.

Los frutos del kendo de este periodo en mi shūgyō6 fueron revelados de maneras que nunca había imaginado. En 1969, el equipo de Toray Mishima ganó el torneo regional de Kantō por primera vez. Teníamos la esperanza de repetir esta victoria el año siguiente, pero fuimos derrotados en los cuartos de final. Estábamos muy decepcionados, y cuando nos disponíamos a salir del Nippon Budokan, uno de los oficiales del evento me pidió que me quedara un poco más. El motivo de esa retención fue que había sido elegido para recibir el premio de kantōshō7 (premio al competidor ejemplar). Debo admitir que estaba muy sorprendido. ¿Cómo era posible que un competidor que no había pasado ni siquiera los cuartos de final sea otorgado tal título? Luego supe que la decisión había sido tomada por el Sensei Mochida Moriji.

El hecho de que mi kendo haya sido elogiado de tal forma por un maestro de esa fama me llenó de autoconfianza. Eso me abrió las puertas para el éxito en mi segundo intento del examen de octavo dan a los 49 años, una edad relativamente joven para alguien empleado en el sector privado. Todo esto fue gracias al provecho que saqué del poder estudiar bajo la tutela de un profesor adecuado. Recuerdo que él me decía “Lo que va a ser juzgado en la examinación de octavo dan es tu nivel de refinamiento.”

La importancia de Kata Keiko

En años recientes, mucha gente está lamentando que el kendo se esté alejando de su forma correcta a la vez que se enfoca solo en lograr la victoria en torneos. Esta crítica no solo está dirigida al kendo a nivel colegial y universitario, también va dirigida al kendo de la clase trabajadora. Su kendo se vuelve más similar a un deporte competitivo donde los jugadores se dan palmaditas con palos de bambú para obtener puntos, sin tener en consideración los verdaderos fundamentos y principios detrás de la vía del sable.

El kendo en su forma moderna fue desarrollado a mediados del período Edo después de la creación del equipo protector para los entrenamientos con shinai. Los métodos e ideales del kendo evolucionaron con el paso del tiempo. En el período post-guerra, el kendo fue incluido al sistema escolar en la forma de un deporte competitivo con nuevas reglas que priorizaban la seguridad con el objetivo de difundir su práctica sin distinción de sexo o edad. Sin el aspecto competitivo del kendo, no hubiese sido posible que se desarrolle hasta la popular actividad que es hoy en día.

Sin embargo, el kendo japonés tiene sus orígenes en el bushido8, y su objetivo es el entrenar cuerpo y mente a través del estudio de las técnicas del uso del sable japonés. Este es un aspecto del kendo que nunca debe ser olvidado, y es nuestra responsabilidad el asegurar que esta cultura tradicional mantenga su integridad para las generaciones futuras. Esto incumbe a los practicantes de kendo de alto rango (kōdansha), quienes deben transmitir este conocimiento, y para quienes el hecho de haber podido obtener tales rangos les es indicativo de que tienen la suficiente destreza técnica y actitud necesaria para poder hacerlo. Por lo tanto, alguien que desee obtener los rangos superiores debe estar preparado para estudiar kendo tradicional: la vía del uso del sable real.

Por supuesto, el kendo moderno involucra el uso de un shinai de bambú para golpear áreas designadas como objetivos. Tanto la forma como el método de uso del shinai son obviamente distintos a los de la katana, y es irracional pensar que deben ser blandidos en la misma manera. No obstante, conceptualmente hablando, el shinai debe ser considerado por los practicantes como la representación simbólica de un sable. Es precisamente esta idea la que yace detrás de la importante enseñanza de evitar hacer ataques sin sentido o al azar. Asimismo, demuestra la necesidad de enfocarse en obtener shodachi9 en contra del oponente – ejecutar el irreversible “primer corte”. Adicionalmente, si mantenemos en mente la ubicación del hasuji10 y el tenouchi11 del shinai podremos ser más diestros al utilizar el sable de bambú. Seremos capaces de ejecutar ōji-waza12 de manera convincente, recibiendo el ataque del oponente con el costado de la hoja (shinogi13) al mismo tiempo que obtenemos una mayor sensación de “cortar”, en lugar de “golpear”.

Sin embargo, shinai significa literalmente “sable de bambú”, y es difícil equiparar su uso y sensación con la de un sable real. Por esta razón es importante tener la experiencia de haber utilizado un sable real. Una manera de lograr esto es practicar kata con sables sin filo (habiki14). La Nippon Kendo Kata contiene todos los elementos del kendo tradicional, y debe ser estudiada seriamente de forma paralela al kendo con shinai, como un par de ruedas en una carreta.

Alguna gente afirma que los kamae y las técnicas del kendo moderno se han transformado mucho y que eso las ha hecho inadecuadas. Yo creo que el descuidar la Nippon Kendo Kata es descuidar la tradición del kendo, y que esto va a resultar en una intensificación de la competitividad en detrimento del valor cultural del kendo. En este sentido, a la kata debería atribuírsele más importancia en las examinaciones de grado. Es irónico que los kenshi no-Japoneses sean mucho mejores que sus homólogos Japoneses en la ejecución de la Nippon Kendo Kata debido a que estos le otorgan más importancia a su estudio. Esto es algo de lo que los kenshi japoneses deberían sentirse avergonzados.

¿Es su seme canalizado por medio del kensen?

Lo primero que los examinadores observan es la postura del candidato. ¿Tiene un kamae correcto? ¿Demuestra la calidad y confianza que se obtienen a raíz de años de práctica? ¿Está el candidato repleto de energía y presionando a su oponente? ¿Esta su seme15 siendo canalizado por medio del kensen16? Todas estas cosas están bajo observación durante una examinación.

Con respecto al kamae, en el clásico texto acerca del kendo llamado Chiba Shūsaku Ikō, está escrito “Es de vital importancia asumir kamae con una ‘mente completa’. Puesto a que el flujo de ki precede a la mente, si no es por medio del kensen del sable que se está sosteniendo, no es posible ejercer presión (seme) sobre el oponente.” Con frecuencia veo a gente que tiene lo que aparenta ser un kamae correcto, pero que no están dirigiendo su seme hacia el oponente. Simplemente están allí parados. Hay algunas enseñanzas que dictaminan el mantener el kensen perfectamente inmóvil, pero en los niveles inferiores es imposible ejercer presión sobre el oponente y crear aperturas sin mover la punta del sable. El verdadero seme proveniente del corazón es guiado a través del costado izquierdo de la cadera, la mano izquierda, y el kensen.

En el libro titulado Kendō de Takano Sasaburō, el autor sostiene que “La punta del sable debe estar constantemente en movimiento, como el continuo ondular de pequeñas olas, o como la vertical gesticulación de la cola de un ave lavandera17. De esta forma, el inicio del ataque estará oculto hacia el oponente, permitiéndonos ejecutar un ataque más veloz.” Por supuesto, esto no significa que el kensen debe ser movido excesivamente, sino que su movimiento debe ser utilizado para “conversar” con el oponente en el proceso de seme.

Otra cosa que veo con frecuencia en las examinaciones es a personas que atacan a su oponente sin haberlos desbalanceado antes. Solo atacan men sin considerar el crear una apertura. Una examinación es como gokaku-geiko18, es decir, un combate entre personas de un nivel similar. Aquel que tenga el mayor nivel de refinamiento (kigurai19) será quien surja por encima. Aquellos con un kigurai fuerte, con un aire de elegancia y autoestima, serán quienes puedan ejecutar las técnicas libremente aplicando seme, revelando aperturas, y obligando al oponente a moverse. Este es el tipo de keiko que uno debe practicar cada día. Cada ataque debe ser creado, no ejecutado al azar.

También creo que hay muchas personas que intentan obtener los grados superiores sin antes haber alcanzado un nivel suficiente en sus técnicas fundamentales. Incluso en el kamae básico de chūdan, el que la rodilla izquierda esté demasiado levantada por encima del suelo va a resultar en que la pierna izquierda se doble y se vuelva ineficiente. El peso del cuerpo debe ser distribuido uniformemente en ambos pies, y la postura debe ser estable pero a la vez estar preparada para entrar en acción inmediatamente. Tal como escribió Sensei Moriji Mochida, “Muchas personas tienen los fundamentos básicos firmemente establecidos solamente en sus mentes…”

Los exámenes de ascenso de grado ‘dan’ sirven como indicativos de nuestro nivel técnico, y por esa razón son diferenciadas de los títulos ‘shōgō20’. Como tales, es importante para la integridad del kendo que los criterios para aprobar estén basados en la habilidad real de los alicantes y no en sus años de experiencia u otros factores personales. Todos los candidatos para los grados superiores deben tener esto en cuenta. Uno no debe intentar una examinación solamente porque ha pasado un suficiente número de años desde la última examinación y uno se haya vuelto elegible. Uno debe presentarse a una examinación sólo después de haber practicado correctamente por muchos años, de tal forma que uno se haya vuelto completamente consciente de su actual nivel de habilidad. Tal como en las transacciones financieras, “Las examinaciones deben ser intentadas solo cuando uno tiene suficiente como para recibir el vuelto21”.

*Notas del traductor:

A continuación anoto algunos de los términos en japonés que puedan ser de interés para el lector, así como algunas aclaraciones necesarias. Algunas de las definiciones están basadas en el Diccionario Japonés-Inglés de Kendo compilado por la Federación Japonesa de Kendo.

  1. 大将(TAI-SHOU): Lit. “general” (de un ejército, etc.). En una competencia entre equipos, es el último miembro del equipo en combatir. Su papel es el representar al equipo en la forma de un capitán.
  2. 腹(HARA): Lit. “barriga”. Se refiere al丹田(TAN-DEN), un punto de enfoque energético ubicado en la zona abdominal por debajo del ombligo.
  3. すり上げ技(SU-RI-A-GE- WAZA): Lit. “técnicas de levantar raspando”. Son técnicas (waza) que involucran desviar el shinai del oponente con el costado del propio shinai a la vez elevamos el mismo al iniciar la ejecución de un ataque.
  4. 返 し技(KAE-SHI-WAZA): Lit. “técnicas de devolución”. Son técnicas (waza) que se ejecutan como respuesta al ataque del oponente de tal manera que el shinai del oponente se bloquea con el propio shinai al mismo tiempo que el cuerpo se mueve y las muñecas rotan para posibilitar un contraataque sobre una zona del oponente en el lado opuesto al que se utilizó para bloquear.
  5. 見取り稽古(MI-TO-RI-GEI-KO): Lit. “Practica de adquirir por medio de la vista”. Un método de entrenamiento en el cual uno observa la práctica de otros para aprender sus cualidades, y reflexiona sobre cómo mejorar su propio kendo.
  6. 修行(SHU-GYOU): Lit. “Viaje de entrenamiento”. El proceso de entrenar rigurosamente para pulir la mente y el cuerpo.
  7. 敢 闘賞(KAN-TOU-SHOU): Lit. “Premio a la lucha valerosa”. Premio que se otorga a un competidor ejemplar por demostrar un kendo de buena calidad indistintamente de su posicionamiento en la competencia.
  8. 武士道(BU-SHI-DOU): Lit. “La vía del bushi (samurai/guerrero)”. Código de hidalguía y caballerosidad de la clase samurai.
  9. 初 太刀(SHO-DA-CHI): Lit. “Primer sable”. El primer ataque/corte que se realiza en un combate de kendo. Considerado como el más importante.
  10. 刃 筋(HA-SUJI): Lit. “Línea del filo”. La dirección de la línea que corre a lo largo del filo del sable o al equivalente del filo en el shinai.
  11. 手 の内(TE-NO-UCHI): Lit. “Interior de la mano”. Se refiere a la manera en la que se sostiene y maneja el shinai, así como a la manera en la que se balancea el shinai entre las manos y se aprieta o afloja la empuñadura.
  12. 応 じ技(OU-JI-WAZA): Lit. “Técnicas de respuesta”. Técnicas que se ejecutan evadiendo el ataque del oponente moviendo el shinai y el cuerpo y contraatacando inmediatamente sobre la apertura creada en el oponente.
  13. 鎬(SHINOGI): Es la cresta que corre a lo largo de la hoja del sable, desde la guarda(tsuba) hasta el filo, entre el 棟(MUNE) y el filo.
  14. 刃引き(HA-BI-KI): Lit. “Filo retirado”. Espadas metálicas sin filo utilizadas para la ejecución de la Nippon Kendo Kata.
  15. 攻 め(SE-ME): Lit. “Ataque”. Se refiere al tomar la iniciativa y cerrar la distancia con el oponente con el fin de desbalancear al oponente física y mentalmente, permitiendo obtener la ventaja sobre un oponente que no podrá moverse libremente bajo la presión a la que está siendo sometido.
  16. 剣先(KEN-SEN): Lit. “Punta de espada”. La punta del sable o el shinai.
  17. Lavandera: En japonés セキレイ(SE-KI-RE-I). En ingles ‘wagtail’. Ave pequeña con una larga cola que tiene un característico movimiento cuando el ave camina.
  18. 互角稽古(GO-KAKU-GEI-KO): combate de practica realizado entre practicantes del mismo o similar nivel.
  19. 気 位(KI-GURAI): Lit. “Rango de espíritu”. La fortaleza o presencia imponente que se deriva de la autoconfianza adquirida por medio del entrenamiento continuo.
  20. 称号(SHOU-GOU): Lit. “Título o grado”. Un título otorgado a un practicante de kendo para indicar su nivel de desarrollo. Hay tres títulos shōgō:
  1. 錬士(REN-SHI): Lit. “Persona templada/entrenada”. Equivale a “instructor”.
  2. 教士(KYOU-SHI): Lit. “Persona estudiada”. Equivale a “profesor”.
  3. 範士(HAN-SHI): Lit. “Persona ejemplar/modelo”. Equivale a “maestro”.
  1. Se refiere al dinero excedente que es devuelto después de un pago con una cantidad de dinero superior a la que cubre el total del costo. En algunos lugares también se le llama “el cambio” o “la vuelta”.

Juandiego Fonseca
Junio 2013

Kendo World agradece al Sensei Iizuka y a la revista Kendo Jidai por su permiso para traducir y publicar este artículo. Traducido del japonés al inglés por Alex Bennett para Kendo World 6.2 (Junio 2012).Traducido del inglés al español por Juandiego Fonseca para Kendo World (Junio 2013).